Ana

Como decía, a los 23 años, ingreso en un centro de rehabilitación en España, era enorme la organización,solo en España tenían cerca de 100 centros.
El primer año fue mortal, pasar el "mono",aprender un nuevo idioma y lo mas difícil....aprender a vivir.

En los centros, cuando entrabas, lo primero era ayudarnos a pasar el "mono", para eso hacíamos largas caminatas,tomábamos tisanas para ayudar a limpiar el organismo y incluso me dieron baños con ellas (tisanas).
La primera semana, apenas se consigue dormir,después, a mi ver viene el peor. Superar la adición y aprender a vivir sin drogas.
Se aprende a vivir según un horario,a limpiar, a cocinar, a trabajar con animales, a trabajar el campo, en otras palabras hacer una vida normal.
Algunos de los centros eran enormes, en el primero que entré eramos sobre 120 personas, los que terminabamos de llegar,los enfermos,los niños, las parejas y los responsables del centro.

Había un centro que practicamente solo funcionaba como hospital, muchos de los toxicómanos que entraban tenían el SIDA y estaban en fase terminal, solo quedaba ayudarlos a pasar lo mejor posíble el tiempo que les quedaba...
Doy gracias a Diós, que durante el tiempo que estuve enganchada, nunca cogí níngun tipo de enfermedad, ni siquiera tengo penales. Me considero muy afortunada, he visto morir muchos amigos...

En seis años que estuve, recogí muchos de sus centros, Alicante,Valencia,Granada,Sevilla,Malaga,Navarra,Barcelona. Una vez que pasaban los dos primer años se consideraba que estabas recuperado y tenías dos soluciones: ir a tu casa o seguir en el centro ayudando como pudieras.
En ese momento ya había conocido mi actual marido y ya teníamos nuestro primer hijo.
Pensamos que era mejor quedarnos un tiempo mas y asegurarnos bien antes de "aventurarnos fuera".

Debido a nuestras funciones dentro de los centros,( el hacia la recuperación de alimentos através de empresas y yo me dedicaba a atender a familias y realizar ingresos de toxicómanos), recogimos media España.
En el 99 decidimos que ya nos encontrábamos preparados para "salir" y empezar nuestra vida.
Son 9 años ya, fuera del centro, y 15 años sin tomar ningún tipo de drogas. Me siento muy orgullosa de habermos sido capaz de desengancharnos y hoy día vivir sin adicciones,bueno, vale el tabaco no lo dejé.

Con todo esto que os cuento, solo quiero dar mi opinión sobre el tema,

SE UNO QUIERE...PUEDE!

Etiquetas: | edit post
10 Responses
  1. Veca Says:

    Tu fuerza de voluntad me deja sin palabras.


  2. Marian Says:

    A mi todavía me queda una que te la dedico a ti. Campeona.
    Un abrazo.


  3. Lina Says:

    Acabo de llegar de mis vacaciones playeras, ahora estás tu. Estoy impresionada con este blog, muy tuyo, escribes desde muy dentro. Tu vida parece haber resultado peligrosamente fascinante, y creo que tu historia puede ayudar a muchas personas.

    Estoy fascinada.... Sin palabras.

    Besos

    P.D. Creo que por fín tienes un espacio a tu medida.


  4. Belén Says:

    Ojalá muchos de mis conocidos leyeran tu texto querida... valiente si señor!

    Veo que te has ido al final de vacas, así que pásalo bien y si quieres, nos vemos a la vuelta :)

    Besicos


  5. AMYLOIS Says:

    Estoy asombradisima!!!
    Realmente te voy conociendo poco a poco. Me encanta tu fuerza de voluntad.
    Tu si que vales!!
    Un besazo fuerte.


  6. JULIA Says:

    joee!!! Muchos años, pero encontraste tu amor , libertad y felicidad. Valió la pena


    Besos


  7. Mer Says:

    Nunca había conocido a nadie que se hubiera rehabilitado sin volver a caer, me alegra saber que sí se puede, que hay gente que lo consigue.


  8. bsascultural Says:

    Hola! Gracias por pasar por el blog :) Leí tu historia de la adolescencia y me puso feliz ver que luchando uno puede seguir adelante!!! Te felicito y te deseo lo mejor desde Bs. As., Argentina.

    Besos!


  9. dragonfly Says:

    ainsss, eres una campeona!!!

    abrazo grande grande grande y miles de besos


  10. pablo Says:

    Has tenido mucho valor y mucha suerte. Hace falta mucho valor y mucha fuerza para salir del pozo negro que es la droga, pero además has tenido mucha suerte. Mucha gente cuando decide salir tiene la vida arruinada.
    Me alegro por ti y espero que mucha gente siga tu ejemplo y tu mensaje. Si uno quiere, puede!! El problema es que muchos no quieren, están tan enganchados que no quieren, aceptan los programas por presiones familiares, para evitar la prisión, etc..
    Enhorabuena, de verdad me alegro de que hayas vuelto a nacer hace ahora 15 años.
    Pablo