Ana

Una de las cosas que mas me marcaron, fue mi infancia.
Crecí entre militares y los trapos de mi madre (era costurera). Mi padre cuando regresó de Ultramar (de la guerra), venía completamente loco, le diagnosticaron esquizofrenia.
Todos los años en el cambio de estaciones se empecinaba y no quería tomar su tratamiento, entonces entraba en un estado de euforia e desequilibrio.Esta claro que todo esto lo pagábamos mi madre y yo.

A mi nunca llegó a tocarme,pero a mi madre la intentó matar varias veces.Siempre me recuerdo corriendo escaleras arriba a llamar algún vecino.
Terminábamos en casa de algún familiar hasta que el entraba en razón y accedía a ser ingresado.
Entonces lo acompañábamos y lo visitábamos a diario.El lloraba prometiendo no volver a dejar el tratamiento.
Así durante 17 años de mi vida!

Otro de sus problemas era el juego. Siempre lo recuerdo sentado en una mesa de la cafetería a que íbamos, jugando con sus amigos. Pero el problema era cuando salía por la noche y iba a casas de juego clandestinas y perdía todo el sueldo.Mas de una vez fui con mi madre a recogerlo a uno de esos garitos.
Os puedo contar, que una vez le tocó la lotería, se compró una casa,un coche......y a los dos o tres meses no tenía nada!
Así era mi padre!

Hace años que falleció y echo de menos eses momentos que, como padre y hija nunca llegamos a pasar!
Delante de mi mesa del ordenador tengo un retrato suyo a carbón, no le quiero mal, lo achaco todo a su enfermedad,no creo que fuera consciente de sus actos.
Etiquetas: | edit post
6 Responses
  1. Veca Says:

    Que ilusión me hace ser la primera en estrenar los comentarios en un nuevo blog.

    Ahora estoy de retiro bloguero, pero cuando vuelva del exilio, tendré un rincón más que visitar.

    Gracias por compartir con nosotros una historia tan personal.

    Suerte en esta nueva aventura.


  2. mar Says:

    Bien venida a este mundo bloguero..
    Tienes mucho valor para contar lo que sientes..a veces a mi me falta ese valor y callo mis sentimientos..
    Un besito y una estrella.
    Mar


  3. Marian Says:

    Haces bien en no guardar rencor a tu padre, puedes estar segura de que sus actitudes obedecían a su enfermedad.
    Lo que me gusta comprobar es que tu saliste fortalecida de esa situación y eres capaz de perdonar, eso dice mucho de ti.

    Un abrazo muy grande.


  4. Chasky Says:

    Jolines que duro el post, vaya manera de estrenarte en este blog.


  5. JULIA Says:

    Que dura vida la de tu padre, madre y como no… tu infancia.
    Cuando dices: “así era mi padre” supongo que realmente así no era, simplemente estaba enfermo por culpa de la p… guerra. Supongo que eran otros tiempos, y no estaban los avances psicológicos que hay ahora.
    Haces bien en no tenerle rencor. Ya que el rencor lo único que te haría es mas daño a ti misma.
    Para bien o para mal era tu padre, eso no se elige.

    Un abrazo


  6. Amanda Says:

    Siento entrometerme de esta manera pero...es qeu ...suelo leer a La chica de ayer y le has dejado un mensaje mandandola a tus primeros port y claro...la curiosidad humana..en vez de ella he venido yo...
    Siento mucho por lo que pasaste, a veces la vida no es lo que uno quiere o elige sino lo que le toca vivir. Ahora seguire leyendo para saber que actualmente eres de lo mas feliz a pesar de que no puedas ir de rebajillas.. :)


    Besos,

    Amanda